Una cosa lleva a la otra
5 (3)

Estos días, estoy con mis padres y con mi abuela materna en San Sebastián, y ahora me doy cuenta de lo sufrido que tiene que ser cuidar de mucha gente en una residencia de ancianos, ya que estar pendiente todo el día de una persona mayor me supone mucho esfuerzo, aunque pongo bastante de mi parte, para que esté a gusto y quiera volver más. Al principio no me hizo mucha gracia que viniera porque pensaba que ella iba a ocupar mi habitación, y entonces yo me hubiera tenido que trasladar a la que acabamos de habilitar para ella, tuvimos que desmontar el comedor, la mesa, la sillas y una alfombra, y subirlo todo al trastero. 

Además, estos dos últimos días, he quedado para hacer fotos de los fuegos artificiales con una chica, con la que hice un taller de bodegón en la Sociedad Fotográfica. Tenía su número porque hicimos un grupo de WhatsApp para mandarnos fotos de bodegones. Sabía por su Instagram que hacía fotos de fuegos artificiales, le pregunté si me podía enseñar y así es como quedamos. También viene un amigo suyo que es bastante bueno sacando fotos. 

Y hasta aquí el post de hoy.

Las opiniones en los comentarios del post. Y gracias por leerme.

Gracias por llegar al final. Si te ha gustado, comparte 😉

¡Haz click para puntuar este post!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.