Hoy pongo la imagen de una valla que está sacada en el terreno de mi familia materna

La foto es analógica. Está hecha con una cámara antigua

de mi aitite (abuelo en euskera). Es una foto que tenía pensado hacer desde que vi esa valla y me recordaba a una antigua foto de mi padre, hecha en Inglaterra, que está colgada en casa. Me ha hecho pensar que aunque haya barreras siempre hay que afrontarlas, ya que yo por ejemplo no me creía capaz de hacer una foto buena en analógico e incluso me llegaba a imaginar que todas las fotos me saldrían mal, ya que solo llevo hechos 3 rollos en modo manual. Dicho de otro modo, que la cámara no decida por ti sino que seas tú. Al ver mis primero dos rollos de negativos me dije a mi mismo “mi padre tenía razón”, igual soy yo el que me precipito al hacer fotos en analógico, ya que no se me da muy bien lo de exponer (sacar correctamente ni oscuras ni claras), pero para ser el tercer rollo, de 38 fotos 4 salieron mal, la verdad que no estuvo nada mal, fue todo un sorpresón.

Me inicié en la fotografía a cuenta de mi padre. Íbamos juntos al monte y él siempre, cómo no, iba cámara en mano

Y yo le veía y me decía: “¿qué estará haciendo?”. Por eso unas Navidades me pedí una cámara analógica. Pero era todo en automático. Más adelante empecé a hacer cursos y antes de eso ya con cámaras compactas digitales fuí aprendiendo a componer mejor. Y gracias a un hermano mío que me dijo “te vendo mi cámara” comencé ya más en serio con esto de las fotos y así es como empezó todo….