Fun fun y no tan fun
5 (4)

Otras navidades en casa. Están resultando unos años como jamás habríamos previsto que iban a pasar, con lo de la covid, porque parece que no volvemos a la normalidad. Cada vez que pasa el tiempo y me veo que me estoy haciendo más mayor y, aunque no lo parezca se me han pasado la adolescencia y la infancia, creo que me he perdido muchas cosas, como, por ejemplo, ir a mi primer cotillón de nochevieja, tener amigos con quien salir de juerga, pero para…pienso que no hay nada que me quite la ilusión que, aunque lo ponga por escrito, es seguir viviendo, porque la vida es un buen regalo que debiera aprovechar al máximo, pero lo escribo como cuando se dice de boquita para dentro. 

Hoy por ejemplo, mi hermano Borja, que ha dormido en casa, porque el 24 y 25 se queda aquí a cenar y a comer, me ha dicho para salir a dar una vuelta, y yo me digo, qué pérdida de tiempo, me quedo en casa poniendo la excusa de que hay covid. Pero sí, me parece que estoy perdiendo el tiempo entre cuatro paredes y no hago nada por evitarlo. Estoy con mi psicoterapeuta Frades como si tuviera manos mágicas, o en su caso palabras mágicas, para que yo me encuentre mejor, y salga a la calle sin miedos, sin inseguridades y demás. 

También echo de menos a mis compañeros del curro que siempre me sacaban una sonrisa, sobre todo Alex, no porque fuera dj, que siempre lo quise ser, si no por el hecho de que conectamos bastante bien, ya sea hablando de música o de otros temas. También echo de menos a la revolucionaria Maria, que es la que me supervisa en el trabajo y me ayuda a organizarme, a Álvaro que ya no está en el equipo, por su abrazos y esa sonrisa porque, aunque parecía que siempre estaba con algún problema, sabía llevarlo lo mejor posible por fuera, a Gonzo por depositar en mí la confianza laboral, a Martina por esas charlas que tenemos de trabajo o no sean de trabajo, a Borja, el del curro, que siempre estaba al pie del cañón. 

Estos días también echo de menos a la familia, están siendo unas navidades raras, como por ejemplo a mis tíos y tías, primos y primas, las risas que nos echamos en el caserío, lo del horno… También se echa muy en falta a la familia por parte de mi padre con sus cánticos navideños y su buena conexión. 

Y ojalá que todo siga como antes, sin restricciones, sin mascarillas en ningún sitio, tanto interior como exterior, sin tener que lavarnos las manos cada vez que entramos en cualquier sitio, sin tener que hacer corrientes por la covid…

Por una vida digna como la de antes. 

Y hasta aquí el post del 25 de diciembre, fun fun fun.

¡Haz click para puntuar este post!
(Votos: 4 Promedio: 5)

4 comentario en “Fun fun y no tan fun
5 (4)

  1. Hola Marcos. He leído tu blog como siempre. Que ilusión tus palabras. Te mando un abrazo enorme. Cuídate mucho. Feliz navidad amigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Marcos Ocio Ferrández.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad