Os quiero desear felices fiestas y prospero año nuevo. Un año más estas fechas las hemos pasado en Bakio (Bizkaia) y en Bilbao.

Lo hemos pasado de lujo. Han sido unas navidades muy tranquilas y alguna risa que otra. Lo que más me ha emocionado de estos días ha sido mi sobrina  Natalia. El día que llegó al caserío – la foto que veis es donde pasamos la nochebuena – nos fuimos en el coche de mi hermano Juan, su padre, para llevarle un regalo a mi primo Iñigo que quería hacerle Juan a su ahijado. Como a ella le gustan mucho los niños y le daba vergüenza, Juan y Borja estaban ocupados, y Natalia enseguida pidió aúpas y se fue conmigo. y eso ya sí  que es lo mejor de lo mejor como suele decir mi padre.

Estuvimos muy agusto en el caserío con mi abuela Maribel, de parte materna, ya que el caserío pertenece a su familia. Este año, como casi todos los años, solemos poner una pata de cerdo en el horno de piedra y como era tan grande que sobresalía de la cazuela se quemó un poco y ahí estuvieron mi primo Jaime y mi hermano Miguel rebanando el cerdo para que quedara impecable. Estaba buenísimo. 

Hicimos por primera vez “amigo invisible”. Lo propuso  mi prima Maria y yo con una aplicación web me encargué de hacer el sorteo.  Algunos se lo tomaron a broma aunque yo me lo tomé en serio, claro, y bueno el que me había tocado a mí también se lo tomó en serio. 

El más divertido fue el de mi hermano Borja y el de mi primo Jaime. A Borja le regalaron una corbata que tenía una luz con un dibujo de Papá Noel y unas bolas que se mueven como un péndulo, ponía kit de abogado. A Jaime como es muy madridista, mi hermano Borja le regaló unas zapatillas para casa del “FC BARCELONA”. Luego después de abrir todos los regalos teníamos que adivinar de quien era cual y yo adiviné bastante bien. me lo hacia saber desde el principio quien me toco de antes de llegar por que antes de hacer el sorteo le note muy risas conmigo.

Al día siguiente de tanto festejo nos tocaba irnos a Bilbao a nuestro querido botxo como le llamamos los bilbaínos. Estuvimos mis primos y primas, incluidos sobrinos segundos y toda la familia de mi padre con mi amama a la cabeza, como todos los años. Algunos fallaron pero estuvimos super a gusto.  Esta vez me encargué yo de hacer el “amigo invisible” con la web, . Como dije en un chat de primos que teníamos que mover Roma con Santiago, como se suele decir, pues a mí me regalaron unas películas analógicas. Ya sé quién fue el que se encargó porque le dije yo y le tuve que pasar la lista de precios además el paquete estaba envuelto como los de casa, pero bueno, echamos unos cánticos, recogimos todo y cada uno se puso rumbo a su destino. 

URTE BERRI ON!!