Es de bien nacido
5 (2)

Desde aquí quiero agradecer a mis tíos Fernando e Icíar, ya que mañana no voy a poder escribir porque nos ponemos rumbo a casa, por prestarnos la maravillosa casa que tienen aquí en el valle de Aran, siempre tan acogedora y que cuando está disponible siempre nos la dejan.

La tranquilidad que te dan las montañas, las vistas desde los ventanales del salón, ver Vielha abajo y los montes en todo su esplendor, hacen un marco incomparable. También he disfrutado mucho con el maravilloso equipo de música que tienen, además Fernando siempre me deja un disco seleccionado con una recomendación para escuchar. Esta vez no he tenido tiempo pero me lo apunto para escucharlo en mi casa tranquilamente. En esta ocasión ha sido un disco de ópera que me ha dejado puesto en el lector de CD. 

Cuando vine al valle con mis tíos, Fernando me dijo que hay que ponerse objetivos pequeños y cumplirlos, y si los cumples ponerte premios. Como cuando anduve con ellos por Montgarri y la pista de esquí de fondo, o por los Banhs de Tredòs, que yo me quejaba a diestro y siniestro pero al final no me quedaba otra que completar las excursiones. Y me lo pasé muy bien, porque vi que era capaz de lograrlo, aunque fuera con una pequeña ayuda de mis tíos, para motivarme y obligarme a cumplirlo, porque sin ellos pincho en el primer paso que doy. A ver qué nos deparará este año que parece que ya está más calmada la cosa de la covid-19. 

Y hasta aquí el post de hoy, y muchas gracias a Fernando e Iciar una vez más.  

Con todo mi cariño, Marcos. 

¡Haz click para puntuar este post!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.