En busca de la cascada mágica
3 (2)

Voy a adelantar lo del sábado. Hoy, una vez más, hemos dejado a mi madre en el pitch and putt de Urnieta y mi padre y yo nos hemos puesto rumbo a la zona de Besabi pero como no había sitio para aparcar mi padre, mas chulo que un ocho, se ha metido por la pista que va de Besabi al Onddi y hemos dejado el coche allí mismo. 

Hemos subido hasta el dolmen de Potzontarri y de allí hemos bajado por un camino GR lleno de abetos y pinos que estaba muy cerrado. Luego hemos parado a beber agua en un cruce de caminos y de allí hemos seguido por una pista muy cómoda de andar aunque no podías disfrutar de las vistas ya que estaba bordeada de abetos, aunque luego hemos llegado a un punto en que ha cambiado el arbolado, y además había unas rocas, y le he propuesto a mi padre parar a tomar la fruta que llevábamos. Así que hemos repuesto fuerzas y hemos decidido bajar por el bosque, monte atraves, para conectar con la otra pista que iba más próxima al río al que queríamos descender y desde allí subir hacia el coche para no ir por el mismo camino de vuelta. 

También he de decir que mi padre ha tenido un pequeño despiste, ya que suele mirar los mapas el día anterior, y sí los miró, pero él creía que íbamos bien para llegar hasta un río y no ha sido así. Con lo cual ha tenido que mirar el móvil, y menos mal que había cobertura, y consultar Google maps para hacerse una idea de por dónde podíamos coger el camino de vuelta. Al final ha sido más bonito que el de ida porque prácticamente no había árboles, no estaba tan cerrado y nos ha permitido encontrar una pequeña cascada muy fotogénica a la que mi padre ha hecho unas bonitas fotos, o eso dice él. 

Y yo, como no, recordando los consejos que me habían dado mis tíos. Mi tío Pepelu, una vez en Muskiz donde viven ellos, subiendo a Punta Lucero, me dijo que mejor no mirar hacia arriba porque te desesperas. Mis tíos Fernando e Iciar, lo de ir poco a poco, pasito a pasito, ya que yo voy como una moto y quiero llegar rápido. Y mi tío Jon, lo de bracear, porque es mejor que llevar los brazos apoyados en los costados de la cintura. 

Y hasta aquí la excursión de hoy y el post del sábado.

¡Haz click para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Marcos Ocio Ferrández.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Don`t copy text!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad