Hoy me levanto y le digo a mi madre: mamá te envidio, con lo sociable que tú eres, me das mucha envidia. Ella me contesta: tú me das envidia por tu inteligencia y por la manera de resolver las cosas.
Seguir Leyendo