A vueltas con las fobias
0 (0)

 

Hoy por la tarde he hecho relajación ya que quería hacer un entrenamiento para poder ir superando mi agorafobia. 

Hoy por la mañana tenía que haber ido a por mi tercera dosis de la vacuna pero no he podido ir por pronosticar y mi agorafobia, y he decidido pedir de nuevo cita para ir con mi padre y que me acompañe, como en las dos primeras dosis. Mientras, escucho el disco de Chick Corea titulado Antidote, que no tiene nada que ver con la covid, y no sé qué hacer. Esto de sobrellevar mi agorafobia se me está haciendo duro, aunque mucha gente me diga que son excusas mías para no salir de casa, en realidad no lo son. Se me hace un sudor frío por todo el cuerpo y empiezo a temblar, y a bloquearme, que me duermo del agobio. De hecho, cuando he acabado de hacer relajación ha habido un momento en que me venían pensamientos pasados de motivos de burla, y he empezado a bloquearme y a dormirme. Incluso cuando mi psicoterapeuta Frades me habla de eso le digo que no me apetece hablar de mi infancia, que me da vergüenza y me produce miedos e inseguridad, y hace que me bloquee y que sea muy duro soltar las cosas que me pasan por la cabeza de cuando era pequeño. 

También me he planteado buscar otro tipo de ayuda que no sea con mi psicoterapeuta, ya que a veces pienso que no me ayuda y que le estoy haciendo el favor a él al continuar con él. Como él bien dijo en una sesión, me hizo ver que yo pienso que soy el psicoterapeuta, y él es el paciente, cosa que es irreal, pero es lo que pienso yo. No sé, cosas mías que a veces me vienen a la mente, como que otros psicólogos dejaran de darme terapia porque yo no hacía caso; me parece un timo, hablando mal y pronto. Además, estaba pasando una época mala y al final tuve que ingresar. Dos meses en agudos, en el hospital de Donosti, y 9 meses de media estancia, en San Juan de Dios. Pensaba que allí iba a estar ingresado para siempre, no veía el momento en que me diesen el alta, y todo porque mi anterior psiquiatra antes de ingresar tuvo la genial idea de quitarme parte de la medicación, que tal y como estaban las cosas no era la mejor opción. Y a eso súmale lo rebelde que estaba. Por cierto, este mismo año, el día 12 de diciembre, hará 10 años que terminó mi ingreso. 

Y hasta aquí el post de hoy.

¡Haz click para puntuar este post!
(Votos: 0 Promedio: 0)

2 comentario en “A vueltas con las fobias
0 (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.